La Revolución del Cine Digital: DCP (Digital Cinema Package)

En los tiempos modernos, la industria cinematográfica ha experimentado una transformación revolucionaria. Aquellas salas de proyección con proyectores de 35 mm y grandes bobinas son recuerdos del pasado.

Hoy, en una cabina de proyección de cine, lo que verás son proyectores digitales y una tecnología que ha desplazado los costosos rollos de celuloide. Este avance se llama Digital Cinema Package (DCP), el formato digital que ha sustituido al venerable 35 mm en las proyecciones cinematográficas.

DCP: Más que un Archivo de Video

Es importante aclarar que un DCP no es simplemente un archivo de video, sino un conjunto de archivos esenciales. Las siglas DCP provienen del inglés, donde significan Digital Cinema Packet, es decir, paquete de cine digital. Dentro de esta “carpeta” digital, encontrarás dos archivos MXF donde se almacena el video y el audio por separado, así como varios archivos de metadatos y programación.

Los Componentes Clave del DCP:

  1. Archivo ASSETMAP: El archivo ASSETMAP funciona como un mapa para el proyector, indicándole la ruta precisa para localizar cada archivo dentro del DCP. Esto es esencial para la correcta proyección de la película.

  2. Archivo VOLINDEX: En situaciones donde un DCP es demasiado grande para un solo disco duro y debe dividirse en dos, el archivo VOLINDEX guía al proyector hacia la ubicación de todos los archivos, asegurando una reproducción ininterrumpida.

  3. Archivo PKL: El archivo PKL cumple un rol crucial; informa al reproductor sobre posibles problemas, como archivos faltantes, cambios de nombre o errores en la copia al disco duro. Esto garantiza una experiencia de proyección sin interrupciones.

  4. Subtítulos en Formato .xml: Si una película incluye subtítulos, se almacenan en archivos .xml, cada uno dentro de su carpeta independiente. Esto garantiza la sincronización precisa entre el audio, el video y los subtítulos durante la reproducción.

  5. Archivos CPL (Composition Playlist): Los archivos CPL son fundamentales, ya que indican cómo se relacionan el audio, el video y los subtítulos, así como el orden de reproducción durante la proyección en el cine.

Dos Variantes de DCP: INTEROP y SMTPE

Existen dos variantes principales de DCP: INTEROP y SMTPE. Cada una tiene sus propias características técnicas y se utiliza en diferentes contextos de la industria cinematográfica.

  • INTEROP: Esta variante es la más antigua y es compatible con todos los sistemas de proyección. Sin embargo, tiene limitaciones en cuanto a la velocidad de fotogramas y solo admite 24 y 48 fps.

  • SMTPE: Es la variante más nueva, pero no es compatible con proyectores antiguos. En cambio, admite una gama más amplia de tasas de fotogramas por segundo (25, 30, 50, 60).

Si deseas asegurarte de que tu película sea proyectada en todos los cines sin problemas, se recomienda utilizar el formato INTEROP a 24 fps. Esto garantiza una alta compatibilidad con los sistemas de proyección en todo el mundo.

Creando un DCP: Un Vistazo Práctico

Después de explorar la estructura y los componentes del DCP, es hora de ver cómo se crea uno.

Existen diversas herramientas disponibles para crear DCP, algunas de ellas costosas y otras gratuitas, como OPENDCP. Sin embargo, las opciones gratuitas, como OPENDCP, pueden presentar desafíos en términos de tiempo y espacio en disco, ya que requieren que el video se importe en formato TIFF. Por ejemplo, un teaser de 35 segundos puede ocupar 22 GB en disco si se exporta en formato TIFF.

En este contexto, dos herramientas populares para crear DCP son Adobe Premiere y Davinci Resolve. En el video que acompaña a este post, te explico paso a paso como crearlo, verás las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas para ayudarte a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

COMPÁRTELO SI TE HA SIDO DE AYUDA!!

Twitter
Facebook
Twitter
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba